Maison

Beautiful Blog

CO-LIVING: LA SOLUCIÓN PARA LAS NUEVAS GENERACIONES

La sociedad actual vive en constante cambio, caracterizándose por individuos inconformistas que buscan mejorar y crecer. Por este motivo, surgen tendencias como el co-living que, gracias a las viviendas compartidas, permite combinar la vida personal, laboral y social sin salir de casa. Su pilar es la confianza en la otra persona y es una moda que está arrasando en Europa. Su éxito se basa en que es la forma perfecta de vivir en un punto estratégico de grandes ciudades por un precio más ajustado, que permite nutrirse de una comunidad dinámica y llena de oportunidades.

Actualmente, la economía colaborativa está en auge, siendo común especialmente entre las generaciones más jóvenes. La sociedad ha cambiado mucho en los últimos años, por lo que encontramos una población mucho más móvil y flexible, para la que el sistema tradicional de alquileres se ha quedado obsoleto y a la que le cuesta encontrar un alojamiento que se adapte a sus necesidades. El co-living representa para ellos una oportunidad perfecta de convivir con otros iguales, tanto a nivel personal como profesional. Los residentes comparten su casa, pero también su lugar de trabajo, promoviendo la colaboración profesional y ayudando a ampliar la red de contactos, tanto para hacer negocios como para conocer nuevas amistadas.

Para las personas más jóvenes, cuya vida se basa en el cambio y en avanzar, el co-living es una gran opción, porque te permite mudarte a un nuevo lugar sin exigirte un compromiso de permanencia. Además, compartes vivencias y experiencias con gente con aspiraciones similares a las tuyas disfrutando, al mismo tiempo, de momentos de privacidad e intimidad en tu habitación. El co-living es tendencia y eso es innegable. Para nosotros, arquitectos y diseñadores, esto representa una oportunidad de avance y mejora increíble. En este tipo de residencias es fundamental estudiar el espacio, para ofrecer zonas privadas compatibles con los numerosos espacios comunes de una manera eficiente y funcional. Su principal finalidad es fortalecer las relaciones entre individuos ayudándolos a sentirse como en casa, por lo que las salas de trabajo y entretenimiento deben representar un espacio abierto, que invite a la interacción con el resto de los inquilinos. Además, deben estar marcadas por los tonos suaves y por la luz natural, que crean una mayor sensación de amplitud.

Por otro lado, las habitaciones privadas deben ser espacios íntimos que permitan la adaptación al usuario. No pueden tener una personalidad muy marcada, ya que la persona debe poder adaptarlo a sus gustos para dejar de sentirse un inquilino y pasar a formar parte de la casa. Este nuevo concepto de alquiler está llegando a España, pero al ser una tendencia nueva que combina el ámbito residencial y laboral todavía no tiene unas reglas claras y existen vacíos legales. Aún así, estamos seguros de que la tendencia va a seguir creciendo como consecuencia de una España muy bien posicionada a nivel formativo, que favorece la movilidad de un gran número de estudiantes extranjeros.

Post a Comment